El día de las madres está a la vuelta de la esquina. Y con éste viene el dilema de qué regalarle a mamá. Pero aunque pareciera algo complicadísimo, al final las mamas son mujeres, y a las mujeres les gustan las flores.

Pero no necesitas que sea el día de las madres para regalar unas lindas flores. Ya se un cumpleaños, aniversario, reconciliación, para decorar la casa, un regalo de agradecimiento, decorar una mesa para un evento, para no llegar con las manos vacías o simplemente para hacer sentir especial a alguien, unas flores dicen más que mil palabras.

Y para que dichas palabras sean las correctas, hay que escoger el arreglo perfecto.

Todo empieza con analizar a quién se las regalaremos, su personalidad juega un papel crucial. Conservadora, innovadora, divertida,vsea cual sea su personalidad, hay unas flores perfectas para todas. También hay que tomar en cuenta sus gustos, colores favoritos, formas, y para qué usaría las flores.

Ya sea para decorar la sala, adornar el baño, el cuarto, etc, cada arreglo es pensado de acuerdo al lugar dónde se establecerá.

Los colores de las flores también dicen mucho sobre el regalo. Blanco podría ser por amistad, paz, o agradecimiento, rojo para el amor aunque regalar flores rojas ya sea un poco cliché (en mi humilde opinión), y colores vivos para la amistad, aniversario, o cualquier otra celebración.

Sí, las flores no solo son el regalo perfecto para algunas ocasiones, sino el complemento perfecto para cualquier otro regalo, ya que le inyectan un toque de cariño y diversión a cualquier situación.

 

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *