El arte, como el buen vino, suele mejorar, y ser más apreciado con el tiempo, o quizá sea más pertinente decir; solía. Esto, por la creciente oleada de artistas, propuestas y técnicas nuevas e innovadoras, que día  nos sorprenden.

Y aunque mucho se habla y se engloba en el término ¨arte contemporaneo¨, como bien dice el dicho, entre tu arte y mi arte….hay un abismo, o quizá así no iba pero bueno.

Jeff Koons, Damien Hirst, Anish Kapoor, e incluso performers como Marina Abramovic, han destacado por sus propuestas novedosas y diferentes. Pero aún siendo pioneros, los precios no siempre se emparejan con la fama. Y a diferencia de lo que creen muchos, el precio de algunas de estas obras, nada le piden a las más famosas piezas de maestros legendarios.

Algunos le llaman mal arte, otros no se atreverían a considerarlo arte, pero algunos otros como el magnate hotelero, dueño de los hoteles Wynn y Encore, en Las Vegas; Steve Wynn, piensan todo lo contrario.

Tal es el caso, que Wynn pagó la estratosférica suma de USD28.2 millones por la obra ¨Popeye¨. La escultura de casi dos metros, es obra del excéntrico artista Jeff Koons. Hecha a base de acero inoxidable con acabado de espejo, siendo la tercera de una serie.

Wynn, un excéntrico (quien recientemente tuvo una pelea con George Clooney), no es ningún novato del trabajo de Koons. En el pasado, el magnate adquirió los famosos tulipanes del artista, en USD 33 millones.

No te pierdas el video y la galeria de la vistosa obra.

Tomando esta nota como referencia, no te pierdas la siguiente nota sobra las obras de arte contemporáneo más caras del mundo…a partir de 23 de mayo en el blog.

@the_fashiongeek

#beafashiongeek

 

 

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *