Las cejas; como bien sabemos, son el marco de la cara. Y aún sabiendo esto, prácticamente todas las mujeres, pasamos por toda clase de experimentos (desde depilártelas de más, hasta tenerlas ultra delgadas) con el paso de los años.

Y aunque existen toda clase de productos para fomentar su crecimiento, la realidad es que siembre es bueno tener un as bajo la manga; en esta caso me refiero a los productos para aparentar unas cejas impecables (aunque la realidad sea diferente).

Yo, como beauty junkie que soy, he probado prácticamente todo para éstas, y llegué a una conclusión…Kim Kardashian siempre tuvo la razón cuando decía que Anastasia es la mejor brow-maker del planeta.

La ahora mundialmente afamada Anastasia (su marca se llama Anastasia Beverly Hills) es la mandamás en el mundo de las cejas de Hollywood. Pero claro, seguramente estarás pensando que para qué habría de servirte toda esta información, si no pretendes agarrar un avión a Los Ángeles para ver a Anastasia. Pero la buena noticia, es que gracias a su marca de maquillaje, todas tenemos al alcance sus armas secretas.

Pero aún sabiendo que existe la línea de Anastasia (en México se vende en Sephora), esto sigue sin significar gran cosa si no tenemos lo más importante; el know-how. Por lo que a continuación, te revelaré lo que para mí es uno de los mejores consejos de maquillaje…ever! Sí, así de fácil, pero repito, esto es a mi gusto, así que espero que después de leerlos y ponerlos en práctica, termines pensando lo mismo que yo.

Olvida todo lo que creías que sabías

La mayoría de las mujeres que sabían algo de la teoría de las proporciones de las cejas, seguramente creen que éstas debe de empezar a la altura del lagrimal. Por mucho tiempo esta forma de medida era la única, hasta recientemente, que surgió la temática de que esta forma hacía ver a las cejas demasiado separadas unas de otras.

Así que si confías en mis consejos, olvida esa ya antigua forma de medir e implementa la nueva y para mi gusto correcta forma. Mide a partir de la altura del hueso lateral de tu nariz, dibuja una línea imaginaria hacia arriba y ahí es donde deberán empezar tus cejas. El arco es a la altura de la pupila (viendo al frente) y el final es a la altura de la esquina de la nariz (dibuja una línea imaginaria que empiece desde ahí y donde intercepte con tu ceja, ahí debe de terminar.

No más lápices

Yo como muchas, siempre me fui por el lápiz, la sombra o el gel de color cuando se trataba de rellenar las cejas. Y cuando me ofrecieron el plumón, mi primera respuesta fue no, porque pensé que el resultado final serían unas cejas demasiado marcadas y falsas…no podía estar más equivocada.

Todo el chiste de que el plumón funcione como debe, está en los trazos. Para conseguir un look natural, hay que hacer estos, sin apoyar casi nada el plumón, para que las líneas sean delgadas y naturales. Otro tip es que dichos trazos simulen el crecimiento natural de la ceja, en pocas palabras, que parezca un pelito real, y que incluso vaya en la misma dirección que crecería el vello naturalmente, para que se pierda el trazo del plumón entre la ceja, efecto que es imposible conseguirlo con un lápiz una sombra o un gel.

It´s all about concealer

Por último está el corrector, que para mí es el paso que hace la verdadera diferencia en el look. Primero aplícalo al principio de la ceja, para crear un efecto difuminado, y que no sea tan abrupto el look. Aplica el corrector y con una esponja o con la yema del dedo difumínalo. Después, delinea la parte inferior de las cejas y barre el mismo hacia abajo.

El resultado serán unas cejas perfectas, definidas y sutiles, que literalmente cambiarán (para muy bien) tu cara.

Mariana Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *