Yo no sé ustedes,  pero yo estoy REALMENTE preocupada por el tema de la famosa (por no decir infamous) contingencia ambiental. De verdad me la he pasado varias horas al día, leyendo qué precauciones tomar, qué hacer y qué no hacer, cuando se me ocurrió….¿y qué hay de la piel y el cuerpo? ¿cómo le ayudamos a que sufra lo menos posible?

Aunque nadie tiene una respuesta definitiva, aquí te dejo algunos tips que sin duda serán de gran ayuda, para que tanto tu piel, como tu cuerpo y salud, no sufran (tanto) los nefastos efectos de este terrible mal que está afectando a la Ciudad de México, y que sin duda es de preocuparse.

-Utiliza protector solar: No olvides ponértelo en todas las zonas de tu cuerpo que vayan a estar expuestas al sol, este de mínimo 50spf y retócalo cada tres horas. La radiación está alcanzando máximos históricos, ya se por el calor, el deterioro en la capa de ozono y por mil razones más, salir a la calle sin protección solar es una verdadera irresponsabilidad en esta ciudad.

-Consume probióticos:  ya se en forma de cápsulas, o de manera natural como el yogur o el jocoque. Éstos ayudan a proteger a la piel contra los efectos nocivos de los rayos UV.

-Usa crema humectante: El ambiente contaminado en el que estamos, pareciera absorber todo el agua de nuestra piel, por lo que es muy importante mantenerla lo más humectada posible.

-Toma mucha agua: Todos estos factores nocivos que estamos respirando y que están a nuestro alrededor, están poco a poco invadiendo nuestro cuerpo. El tomar agua ayuda a depurar la mayor cantidad de toxinas posibles, además de mantenerte hidratada.

-Baño de vapor: El vapor abre los poros y le ayuda al cuerpo a eliminar una gran cantidad de toxinas de manera natural, por lo que es una manera muy efectiva de purificar el cuerpo rápidamente.

-Usa tapabocas: Yo era de las que encontraba ridículo ver como en Asia todo mundo lo usa. Pero ahora entiendo y no solo entiendo, sino que lo considero MUY necesario en el día a día de un capitalino. Éste sirve como una especie de filtro guardando mucha de la contaminación en la tela, y evitando que ésta llegue a nuestros pulmones. Con o sin contingencia ambiental, la cultura del tapabocas debería de ser parte de nuestras (nuevas) vidas.

-Usa gotas de ojos: Éstas dejaron de ser un must únicamente para quienes usan lentes de contacto, ahora las gotas de ojos tendrán que estar en la bolsa de toda mujer capitalina; sí o sí. Ya que los ojos son los primero en sufrir las consecuencias de la contaminación, éstos se enrojecen y resecan, causando molestias constantes.

-Compra un purificador de aire: Quizá lo que más conflicto me cause de todo esto, es pensar en lo que estoy respirando durante la noche, por lo que comprar un purificador de aire ya no es un lujo, sino una necesidad. Sin duda uno de los mejores en el mercado es el de Nikken, de tecnología koreana, éste sin duda cumplirá los requisito incluso del más exigente consumidor.

¿Te interesa un purificador Nikken? Escríbele a Cristina López-Morton a clopezmorton@hotmail.com.

 

 

 

 

 

Mariana Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *