El verano; la que quizá para muchos sea la mejor época del año, ya terminó. La playa, el sol, la arena, y el bronceado perfecto quedaron atrás y ahora lo que queda es una piel con un poco más de manchas, pecas, resequedad (sí, aún en lugares húmedos) y claro, un tono muy lejos de estar uniforme. Y aunque estar con un tan de revista tiene sus beneficios, las consecuencias que hay que pagar para haberlo logrado no son tan positivas, ya que la piel es la que más sufre los estragos.

Después de haber pasado dos meses comiendo, tomando, y seguramente haciendo menos ejercicio de lo normal, estoy segura que lo primero que muchas personas quieren hacer terminando el verano es una dieta o detox. Pero si lo hacemos por nuestro cuerpo ¿por qué no también hacerlo por nuestra piel?

Por lo que te tengo algunos consejos para darle una ayudadita a tu piel, para que regrese a la normalidad (o al menos a lo más cercano a ésta) lo antes posible.

Consume probióticos

En pocas palabras, éstos son bacterias ¨buenas¨ que se deshacen de las ¨malas. Los probióticos protegen a la piel del foto envejecimiento, la desinflaman y le ayudan a recuperarse; esto si se aplica sobre el cutis por ejemplo una capa de yogur griego natural. También ayudan a reducir el enrojecimiento y a rehabilitar pieles acnéicas. Puedes consumirlos como suplemento, o en su estado natural por ejemplo en el yogur o jocoque.

Probioticos

Toma té

Para muchas personas el té es una ¨nueva¨ moda que todos están adoptando. Pero para gente como yo (adictos al te a granel) es casi una forma de terapia y parte del ritual de todos los días.

Las bondades de esta milenaria bebida; que no por casualidad es la más popular del mundo, son simplemente infinitas, y la piel es una de las más beneficiadas. El té verde protege al a piel del sol y la ayuda a regenerarse al mismo tiempo que reduce los radicales libres encargados de hacerla envejecer. El té de jazmín (mi favorito) no solo es delicioso, sino ayuda a restaurar la piel y promueve la elasticidad de la misma. También puedes usarlo como tónico, solo prepara tu té (no de bolsa sino a granel) y con un algodón limpia tu cara.

te-para-adelgazar

Exfolia, regenera y protege

Las alternativas naturales me encantan, pero soy firme creyente de que siempre es necesario reforzarlas con un tratamiento real. Por lo que te recomiendo primero exfoliar la piel; trata que no sea un exfoliante demasiado agresivo o de lo contrario puedes dañarla aún más. Después aplica un suero regenerador, por su textura es más fuerte que una crema. Y por último no olvides proteger tu cara antes de salir al sol con un hidratante con protección solar.

Peter thomas roth

El exfoliante de Pether Thomas Roth de calabaza, es uno de mis favoritos.

Ole Henriksen

Este suero de  Ole Henriksen, verdad tienes que tenerlo, es una verdadera maravilla.

Cetaphil

Este bloqueador lo uso mucho porque es super hidratante. Sí deja la piel un tanto grasosa pero la mantiene muy hidratada, además de tener spf de 50.

Mariana Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *