Sé que el título suena como de película de horror, pero es la verdad, haciendo una breve pero concisa investigación, llegué a la conclusión de que muchas de nosotras (sí, yo incluida y seguro tú también) cometemos errores de belleza diario, y quizá ni te has enterado. Por lo que aquí te presento una lista de los mismos, y sus fatales consecuencias.

1.-Cuando te bañas, ¿te lavas la cara con el mismo jabón con el que te lavas el cuerpo?

Error garrafal, los jabones corporales, sean en barra o líquidos, son para eso…para el cuerpo. La piel del cuerpo es más gruesa y menos delicada, por lo que usar dicho jabones, solo resecará tu cutis dejándolo acartonado y enmarcará las arrugas.

2.-Te desmaquillas, hasta aquí todo está perfecto, la siguiente duda es, ¿utilizas un tónico después?

El tónico es básico en cualquier rutina de belleza, y debería de ser parte de la tuya después de desmaquillarte, incluso notarás que el algodón terminará un tanto sucio incluso después de haberte pasado el desmaquillante. Si acaso no te desmaquillas, te recomiendo leer mi nota que habla sobre las consecuencias de no desmaquillarte.

La función el tónico es terminar de limpiar y remover impurezas, calmar la piel, y cerrar los poros. Pero ojo, es de vital importancia que uses el tónico según tu tipo de piel, ya que los de piel seca y mixta suele ser calmantes, y los de piel grasa suelen ser astringentes, lo que significa que si una persona del piel seca los usa, puede sufrir de peor resequedad e incluso de lastimar su piel

3.-Antes de salir eres súper disciplinada y te pones tu protector solar del 50, pero ¿te lo retocas a lo largo del día?

Seguramente no, casi nadie lo hace, y la realidad es que por más grados de protección que tengas, todos los bloqueadores tienen tiempo de caducidad sobre la piel, sobretodo si hace calor y sudas. Lo ideal es retocar tu protector cada tres horas, de lo contrario, tres horas después de habértelo aplicado, estás 100% desprotegida contra los nocivos rayos del sol.

4.-Tienes muchísima prisa y ¿te maquillas sin antes haberte aplicado crema de CONTORNO DE OJOS, y crema hidratante en toda la cara?

Terror. Siento decirte que para mí este es el peor error. Parecerás al menos cinco años más grande de lo que eres, ya que la piel al despertar está deshidratada por no haber tomado agua durante muchas horas, de hecho es cuando peor está. Por lo general despertando te bañas, por lo que a la piel ya reseca le agregas el jabón y agua caliente y el resultado es la peor piel de todo el día. Por esto (y por muchas razones más) es básico que te apliques cremas antes de maquillaste, para que tu piel se vea radiante, hidratada y con muchos menos años.

5.-¿Tú como yo, te bañas con agua hirviendo?

Hacemos fatal. El agua caliente tiende a aflojar la piel, por lo que no es nada recomendado bañarse con ésta. Sí tú eres (como yo) de las que se baña con agua como para pelar pollos, te recomiendo entonces que lo empieces a hacer con agua tibia, y de preferencia echarte un chorro de agua helada justo antes de salirte de la regadera. Esto servirá para cerrar los poros de tu cuero cabelludo ( y que se te caiga menos el pelo) así como para tensar la piel.

6.-¿Usas cremas que te dicen que son para pieles maduras, pero te da igual y aún así la usas?

No lo hagas, para empezar si eres de piel sensible pueden quemarte o lastimarte. En segundo lugar está el hecho de que sus ingredientes pueden dejar de hacerte efecto, entonces cuando verdaderamente los necesites, ya no te servirán de nada la crema y sus ingredientes.

7.-¿Te sales de bañar y te desenredas el pelo con un cepillo y si tienes nudos te los deshaces a base de jalones?

Nunca vuelvas a hacer esto, mejor compra un spray desenredados y cuando te llenes de nudos, te los vas deshaciendo con este líquido y un cepillo pero con todo el cuidado del mundo. Jalonearte el pelo hace que se te rompa y esto significa orzuelo, además de tener el pelo todo disparejo, it´s a don´t.

8.-¿Usas rimmel contra agua, pero a la hora de quitártelo, pareciera que estás luchando contra un oso¿

Te tallas sin control hasta que te lo quitas, pero igual te quitas una que otra pestaña, porque seguro tu desmaquillante no es para este tipo de rimmel. Yo odio con todo mi alma el rimmel contra agua, pero si lo tienes que usar en alguna situación específica, asegúrate de tener desmaquillante especial para este producto, así podrás quitártelo fácilmente y no se te caerán las pestañas.

9.-¿No usas tus cremas de noche  en el cuello y en los labios?

Entiendo que ves tu cuello y no notas ningún tipo de huella de la edad, pero siento decirte que una vez que empieces a envejecer, ahí es donde más se notará la edad (igual que en los labios y las manos). Por lo que siempre aplica tu crema de noche tanto en el cuello como en el contorno de los labios, de verdad lo agradecerás en el futuro.

10.-¿Te exfolias muy seguido?

Este es uno de mis errores recurrentes, en la CDMX el clima seco hace que la cara literalmente se te caiga en pedazos, por lo que pareciera que la exfoliación es la solución…pero no lo es. Exfoliarte es básico ya que por la contaminación, el clima y el estilo de vida que llevamos, la piel ya no puede seguirnos el ritmo y renovarse tan rápido como se necesita, por lo que es importante darle una ayudadita. Pero la clave está en no hacerlo en exceso, y depende de qué tan fuerte sea el producto que usas es la frecuencia con la que te debes de exfoliar, pero un producto de nivel medio puede usarse una vez por semana. Checa en la etiqueta las instrucciones de uso y por ningún motivo lo hagas de más, de lo contrario te saldrán arrugas ya que tu piel no está teniendo el tiempo suficiente para regenerarse por su cuenta.

Mariana Rubio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *