boda

Cuando recién te casas, o te vas a vivir con alguien, todo es nuevo, y aunque el 90% de las cosas son divertidas y emocionantes, algunas poquitas son chistosas e incluso frustrantes. Por lo que te tengo una lista de 10 cosas que me pasaron a mi, y que platicando con amigas, resulta que TODAS pasaron por lo mismo, por lo compartiendo historias no moríamos de risa, y claro decidí hacerlas parte de mi platica con amigas. Así que para que no te sientas sola o como que eras la única de este mundo que pasa por esto, únete al club y ríete un rato…Enjoy!

  • Tu primer súper, el que haces recién llegada de la luna de miel (sin contar el que te hizo tu mamá o tu suegra de bienvenida) te sale miles de pesos, de verdad miles, nunca creíste poder pagar tanto por cosas de súper. Y si tienes un momento de pánico en el que no estás segura si siempre será así. no te preocupes solo son los primero…calma, el hoyo en tu cartera se cerrará.
  • Compras prácticamente todos los productos de limpieza que ves, sin tener un gramo de idea de para qué son, se ven útiles así que hay que comprarlos.
  • Empiezas con una gama de alimentos increíbles, cosas diferentes, exquisitas, gourmet, y poco a poco vas bajando la calidad de tu súper al darte cuenta que no hay cartera que aguante comprar burrata 2 veces por semana.
  • Contratas a una persona que te ayude a limpiar la casa, y llega el 1er día de trabajo y te pregunta que cómo funciona la lavadora…entras en pánico por varios segundos porque no tienes idea.
  • Sientes una extraña sensación cada vez que te llaman ¨señora¨no sabes si te gusta, si lo odias, si te encanta…simplemente es raro.
  • Le marcas a tu mamá para que te diga cómo hacer todos los guisos habidos y por haber (y cómo hacer absolutamente todo en tu vida), y seguramente el menú de tu nueva casa será un réplica (al principio mala pero con el tiempo mejor) del menú de casa de tus papás.
  • Empiezas a cuidar la electricidad, el agua, incluso el gas. Ya sabes cuánto vale, ya sabes la millonada que pagas, ahora sí lo cuidas.
  • Si tienes jardín, resulta que ahora te gusta la jardinería, si no tienes, seguramente compras algún tipo de planta o flor, y cuidarla se vuelve un rol importante. Porque que oso que se ponga en evidencia que no puedes cuidar ni a una planta…
  • Para desayunar, comer o cenar, ahora sí pones la mesa, con individual, servilletero, porta vasos, todo el combo, hay que portarse como gente decente, nada de comer en servilletas o desechables por flojera de lavar platos, esos hábitos de estudiante quedaron atrás (a menos que estés sola).
  • Y para terminar, seguramente, tengas ayuda o no, algunas vez has tenido que planchar una de las preciadas camisas de hombre que son toda una pesadilla planchar. Lo que nadie te dijo es que seguramente quemarás más de una antes de aprender…rookies mistake, no te preocupes, todas pasan por eso. Combinar colores en la lavadora, encoger ropa y dejar todas sus camisas sin botones…también para de la experiencia, tú tranquila.
  • Te sientes Betty Crocker, y de verdad sientes que tienes el potencial, por lo que empiezas a adentrarte en un mil experimentos de repostería, que resultan en que acabas comiendo postres diario. Hasta que tienes que parar con esta mala costumbre, no hay cuerpo que aguante un pan de plátano diario…make it stop.

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *