keep-calm-im-only-30

Como seguro ya sabes si han leído mis posts últimamente, en marzo cumplo 30, y claramente le quiero sacar todo el jugo del mundo a esta etapa, y compartirla con ustedes, porque seguramente muchas de ustedes están en el mismo lugar que yo. Pero créanme, esta nota no solo aplica para los 30s, sino también para los 20, 30s, 40s, 50s y cualquier edad, al final la edad es solo un número, y la actitud, personalidad y la circunstancia puede ser la misma de una de 30 que de una de 60.

Y como buena provinciana que vive en el DF, CDMX, la capital o como quieran llamarle, tengo la experiencia de ambos mundos cuando de las expectativas de la sociedad se trata…y son muchas.

Primero que nada si eres casada con hijos, se espera que ya tengas al siguiente, porque ya casi estás por que salga de la estación el tren de la fertilidad, y claro, 3, 4 o 5 hijos nunca son suficientes, siempre la gente está preguntando por el siguiente (eso veo analizando a mi alrededor porque yo no tengo hijos)

Si eres casada sin hijos (mi caso) entonces la cosa se pone peor, porque claramente eres el ser más egoísta de este mundo que a tus 30 años no tienes hijos, y obvio es porque prefieres la fiesta (en mi caso entiéndase por fiesta, ver Roku en mi camita comiendo sushi), viajar, tu libertad, pero sobretodo porque eres tan pero tan egoísta que no estás dispuesta a sacrificar tu carrera con tal de formar una familia…seguro es por eso así que bye, eres el mismísimo chamuco de la maternidad.

Si vives con el novio entonces eres lo más cercano a un pecador maligno, que odia a su familia y solo lo hace por molestar a su mamá y vengarse de algo. Y si ya vives con él ¿entonces por qué no te casas? claramente es porque el hombre tiene dudas y no sabe si eres suficiente para comprometerse de por vida y está probando, ni por error se les ocurre que pudiera ser al revés y que la mujer fuera la de las dudas, o que nadie tenga ninguna duda y sean felices y punto.

Si tienes novio, entonces todos respiran un poco porque ¨al menos tiene novio¨ pero si llevas mucho (o poco) con él, entonces todos se empiezan a preguntar por que no te has casado, ¿que raro no? si ya llevan años, ¿por qué no se querrá casar con ella? . Empiezan las preguntas, teorías conspiratorias, y planes familiares para meter presión y que ese arroz ya se cueza. Porque al final, claramente si llevan miles de años de novios y no le ha dado el anillo, es obvio que no se quiere casar con ella, ni por error se le ocurre a nadie pensar que quizá no tienen dinero suficiente, edad, trabajo, o simplemente no se quieren casar…nunca.

Y si eres soltera, entonces la cosa cambia, porque si eres soltera a tus 25 dicen que eres demasiado exigente o mañosa, pero si eres soltera a tus 30, entonces ya te empiezan a tener un poco de penita, ay pobrecita, sigue soltera, hay que conseguirle novio. Y empieza el desfile de los malos partidos que sobraron, y creen que por ser soltera, y con tal de estar con alguien, cualquier cosa es buena, al fin…peor es nada (mi frase más repudiada). Y lo peor del caso es que no entienden lo mucho que valoras tu soltería, y lo mucho que te quieres a tí misma, y los muchos partidos que tienes y que bateas, porque a tus 30 eres una persona inteligente y pensante y sabes perfecto lo que quieras, ni de chiste te vas a quedar con el hermano de tu amiga que te regalaba flores a los 13 años y jamás pelaste…no, sabes perfecto a quién quieres y no te vas a conformar con nada menos que eso…bien por ti! Ser soltera no es sinónimo de estar sola…ojo.

El tema aquí es que todos los escenarios son como piensa mucha gente, y como juzga mucha gente (créanme que ante de escribir hago mis encuestas). Y aquí es donde las situaciones se encuentran, y es cuando me pregunto, ¿qué tanto debemos de dejarnos llevar por lo que la sociedad espera de nosotros? y sobretodo ¿qué tanto nos debe de importar lo que piensen los demás?

En mi caso particular, jamas me ha importado lo que nadie diga de mí, nunca. Pero aún así no puedes evitar que te hierva la sangre de vez en cuando por algunos comentarios, el tema es que para la gente, hagamos lo que hagamos nunca nada será suficiente, y puedes notarlo con tan solo analizar las situaciones de arriba, si eres soltera porque eres soltera, si estas casada porque no tienes hijos y si tienes hijos porque no tienes más…nunca es suficiente. Vivimos en un mundo que se rige en base a estereotipos, clichés y estigmas sociales, donde las reglas ya están escritas, el camino ya está marcado y si te sales de ese, eres la rara del cuento, la rebelde y loca que se descarriló. Porque se espera algo de nosotros, pero creo que cada quien debe de hacerse su propio camino independientemente de lo que piense el mundo, hacer sus propias reglas, y conseguir su propia felicidad, porque lo que me hace feliz a mí, seguramente no te hará feliz a ti, todos somos diferentes y necesitamos soluciones diferentes a problemas diferentes. Cada medicina cura una enfermedad diferente, así es en la vida, cada situacion y cada caso necesita un camino y reglas diferentes para llegar a su meta.

Si vives tratando de complacer a tu mamá, tu tía, tus amigas y a la sociedad, seguramente vivirás una vida lejos de la que hubieras escogido para ti misma, donde la felicidad se centrará en tener contentos a los demás, y jamás en ti.

Por mi parte, sí quiero tener hijos (no teman), pero no me gusta que la gente se inmiscuya en un tema tan íntimo, personal y sobretodo que opine cuando NADIE le pidió su opinión.  Y aunque esta nota parece una clase de filosofía, creo que muchas de nosotras necesitamos de vez en cuando darnos cuenta de que no somos las únicas que pensamos de cierta forma, que actuamos de cierta forma o que pasamos por ciertas situaciones, a todas les pasa…créeme.

Por mi parte te invito a que hagas lo que quieras, cuando quieras, como quieras, siempre y cuando tus actos no dañen ni lastimen a nadie, porque la libertad de uno termina en donde empieza la del otro, por lo que te invito a que vivamos en un mundo donde no se espere de nosotros nada más que ser lo que queramos, y hacer lo que queramos, sin olvidar nuestros valores y educación. Opto por dejar de juzgar a los demás, y créanme que esta nota no es porque yo esté enojada porque alguien me hizo algún comentario NO, de hecho me pasa muy poco,  ya me conocen y opinan poco de mi vida (porque lo odio) , sino que es porque veo a mi alrededor y escucho a mis amigas quejarse día tras día de esto, y creo que era importante hacerle saber a todas ustedes que no están solas, y que esto es muy común.

Espero que de algo te sirva mi letanía filosófica y que puedas sentirte identificada porque son situaciones que van más allá de la edad, la situación económica, social o geográfica, osea como dice el dicho esto pasa aquí y en China.

 

 

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *