Brochas, lipsticks, paletas de contour, primers y glosses, son solo algunos de los increíbles productos que forman parte de la nueva colección ¨Light it up¨  de la divertida marca de maquillaje Smashbox.

Y dicho esto, te cuento que para mi la diferencia entre un maquillaje impecable y un maquillaje mal aplicado son las brochas. Puedes usar los mismos productos para ambos looks pero en uno usar brochas buenas y en otro usar aplicadores de sombras, tu mano, y otras herramientas, y ésta será diferencia entre un look y otro.

Por lo que cuando de maquillaje se trata, aprender a usar las brochas es imprescindible, y aunque en teoría cada una tiene una función en específico, la realidad es que cada quien le va dando el uso que más le acomode. Por lo que a continuación compartiré contigo algunos trucos, que seguramente te ayudarán para que tu maquillaje se vea increíble, porque al final la práctica (y los trucos) hacen al maestro.

Te explico de izquierda a derecha (de la foto de arriba)  para qué sirve cada una

-Brocha para base: Esta tiene varios usos ya que es muy útil para distribuir la base, pero la verdad es que a mí no me gusta como queda el maquillaje si la base no se difumina además con una esponja (Beauty Blender) por lo que yo uso ésta para aplicar la base, y después difumino con la BB. Otro uso para esta brocha es para hacer contour, sobretodo si quieres trazar líneas muy delgadas y definidas.

-Brocha para sombras de cerdas cerradas: Esta es ideal para definir y darle profundidad al ojo. La idea es que utilices un tono oscuro, y traces una línea en la parte superior de tu párpado móvil, para que se vea más profundo el ojo, y también puedes alargar el ojo aplicando la sombra en forma de V acostado, en las parte de afuera del ojo.

También puedes usarla para difuminar el delineador, aplicando sombra sobre la línea de delineado. Incluso si no quieres aplicar delineador, puedes usar esta brocha para sustituirlo, con una sombra oscura.

-Brocha abanico: Esta es una de esas brochas a las que mucha gente las ve como innecesarias…pero temo decirte que para mí es una de las más importantes de mi kit. Esta brocha se utiliza únicamente para aplicar polvo suelto, pero la diferencia entre un look pastoso y tipo máscara y un look natural está en usar esta brocha, así de fácil.

El chiste es que después de aplicar el polvo en tu brocha, que le des ligeros golpecitos, para quitar el exceso de polvo de la brocha y que el look sea lo más natural posible. No uses mucho polvo, y aplícalo con trazos largos.

-Brocha para labios: Esta en teoría es para los labios, pero la realidad es que aplicar el lipstick con brocha no hace una gran diferencia en mi opinión. Pero sin duda esta brocha es la más importante para mí, porque la uso para definir las cejas. Una vez aplicado el lápiz de cejas, entonces utilizo un correctos para ¨limpiar¨ tanto la parte superior, como la inferior de la ceja, y la maravilla de esta brocha es que te permite hacer un trazo muy preciso y no te manchas con corrector las cejas.

-Brocha para sombras de cerdas abiertas: Esta es ideal para aplicar la sombre que servirá como el color de fondo en el párpado (no móvil). Pero para lo que más sirve es para difuminar. Si quieres un look más natural, lo que puedes hacer es después de aplicar la sombra, utilizas la brocha sin sombra y poco a poco vas eliminando la cantidad de color.

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *