Yo soy de esas personas que ha tenido mil y un entrevistas de trabajo a lo largo de mi vida. Muchos los conseguí, algunos los rechacé, y otros cuantos claro que no los conseguí.

Dicho esto, como se pueden dar cuenta, si algo tengo es experiencia en entrevistas de trabajo, y aunque mi medio (editorial) es muuuucho más relajado e informal (en cuanto al trato) que el mundo de los abogados, financieros y los que trabajan para el gobierno, en un entrevistas, las mismas reglas aplican para todos. Así que a continuación te daré algunos consejitos no solo para que domines la entrevista, sino para que consigas el trabajo, así que toma nota.

Do´s

  • Sé encantadora: No te digo que te tragues un payaso y te la pases echando chistes, definitivamente eso no, pero sí puedes ser encantadora. Agradable, sonreír todo el tiempo, y trata de hacer que la entrevista transcurra de la manera más amena posible. No tienes porque estar super seria, solo te hare ponerte nerviosa y regarla.
  • Encuentra algo en común con tu entrevistador: El primer paso para sentirse identificad@ con alguien es encontrando algo en común, una vez que te identificas con esa persona, sin duda te sientes más cómodo, cercano y en confianza. Por lo que tienes que lograr que tu entrevistador se sienta identificado contigo.
  • Vístete apropiadamente: Este punto es básico, olvídate de los escotes, los tacones de 15cm, y las faldas demasiado cortas o la ropa muy pegada. Un pantalón, saco y tacones discretos, con poco maquillaje y una cola o chonguito, es el look ideal. pero recuerda que es muy importante expresar tu fashion sense en tu outfit, al final la ropa es una representación de nosotros mismos, así que aprovéchalo.
  • Lleva tu CV: Impreso, en un folder, sin doblar, ni estar manchado.
  • Muéstrate segura: No hay cosa que ahuyente más a un entrevistador que una persona insegura. Al final te están preguntando cosas de tu propia vida, y que sabes perfecto, no tienes porque dudar, o actuar insegura.

Don´ts

  • No llegues tarde: No hay peor cosa que llegar tarde. En algunos casos puede que ya no te atiendan, en otros sí lo harán, pero definitivamente habrás restado varios puntos a tu caso. Llega 15 minutos antes, porque nunca sabes, con el tráfico el estacionamiento o la perdida, es mejor llegar antes que después.
  • No digas cosas que no te preguntaron: No hay peor cosa que el que se empieza a desviar del tema y empieza a hablar de cosas que no vienen al caso. Todo lo que le interese saber a tu entrevistador, te lo va a preguntar, lo que no te pregunte es que no le interesa, y no deberías contarlo.
  • No te portes arrogante ni presumida: Este punto es clave, ya que aunque no se trata de un concurso de carisma, la realidad es que caerle bien a quien te entreviste es parte de conseguir la chamba. Si te portas pesad@, te prometo que lo más probable es que no consigas el trabajo, aunque seas el candidato más calificado.
  • No hables como si fuera un hecho que obtendrás el trabajo: En este momento el trabajo no es tuyo, ni de nadie, por lo que no hables de él como si ya lo fuera. Al contrario pórtate con humildad y deja en claro que si te llegaran a dar la oportunidad, harías xs o y cosa.
  • No inventes nada: No hay peor cosa que mentir, y desgraciadamente muchísima gente lo hace con tal de conseguir un trabajo. Lo que no se dan cuenta es que esa mentira puede traerles grandes problemas en el futuro, incluso que los despidan de ese mismo trabajo. Dí la verdad, se sincera, solo píntala lo más bonito y positivo posible, pero siempre la verdad.

Por último agradece la oportunidad a quien te entreviste, y deja en claro lo mucho que te interesa conseguir el trabajo. Y recuerda que es muy importante que tu CV tenga tu foto, y tus datos de contacto.

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *