Todos sabemos y hemos oído 80 veces que hay que cuidar y proteger nuestra piel contra el terrible sol, pero la realidad es que pocas personas saben y conocen los motivos reales, y aún más pocas toman cartas en el asunto. Porque a diferencia de la cara, la piel del cuerpo suele pasar a segundo o hasta quinto plano, cuando de cuidarla se trata, y suele ser por mera flojera de aplicar un protector solar. Por lo que a continuación te tengo algunas de las razones por las que debes de protegerla, en esta caso hablaremos únicamente del cuerpo, y cómo hacerlo sin sufrir.

Pero antes de empezar, quiero recalcar que independientemente de las efectos nocivos del sol, todos necesitamos exponernos a él en pequeñas cantidades, ya que éste promueve la correcta producción de vitamina D en nuestro cuerpo, y nos ayuda a sentirnos felices y estar sanos, la clave es hacerlo con la protección adecuada.

Recuerda que mientras más clara sea tu piel, más te tienes que proteger ya que cuentas con menos melanina, que es la defensa natural del cuerpo contra los rayos del sol. Y otra de las cosas que debes de saber, es que la potencia de los rayos UV no es la misma en todos lados, ya que ésta varia de lugar en lugar gracias a factores como la altura, la época del año, y el tipo de clima del lugar, así que hay lugares en donde te tienes que proteger mucho más que en otros.

Ahora hablemos un poco sobre los rayos del sol…

-La luz solar está compuesta por tres rayos ultravioleta (UV y estos suprimen la producción de elastina) ; los UVA, UVB y UVC.

Los UVA son los que causan las manchas de sol, el envejecimiento prematuro, y hasta el cáncer de piel.

Los UVB te pueden causar cataratas en los ojos, quemaduras graves, y también pueden contribuir al cáncer de piel.

Y por último los UCV que son quizá los menos conocidos, porque gracias a la capa de ozono, no logran penetran a la tierra, pero no olvidemos que en algunas partes del mundo, la capa de ozono se está debilitando, así que pronto seguramente tendremos que protegernos de estos rayos también.

La exposición prologada al sol no suele manifestar los efectos de éste durante la juventud, sino con el paso de los años. Y algunos de sus efectos negativos y menos conocidos son los siguientes:

-Tumores benignos

-Descoloración en ciertas partes de la piel

-La destrucción del colágeno y la elastina, dando como resultado una piel envejecida

-Cáncer de piel

Dicho todo esto, el chiste es nunca salir al sol sin protección, tan solo con hacer eso, evitamos todos estos males. Y para mi lo más importante a la hora de utilizar un protector solar, es que me ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB, pero que también me de algo más, y en el caso del Hawaiian Tropic Silk Hydration AirSoft con FPS50, el valor agregado son sus listones de crema hidratante que dejan la piel suave por más de 12 horas, y lo mejor del caso es que huele delicioso. Y este protector se ha convertido en mi favorito porque ya no uso crema hidratante y después protector solar, sino que solo me aplico el Hawaiian Tropic Silk Hydration AirSoft con FPS50 y listo, la piel queda hidratada y protegida al mismo tiempo.

 

 

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *