Si algo me encanta es el café, neta no puedo empezar mi mañana sin un delicoso cafesito, pero claro, un americano o expreso son cafés que nos tomamos cualquier lunes en la mañana. Así que como todo en esta vida, incluso en el café, existen las versiones gourmet, creadas no solo para deleitar tu paladar, sino para que dejes a tus invitados con el ojo cuadrado.

Así que mis amigos de la increíble cafetera de lujo (da click en el nombre para conocer más cobre la lujosa cafetera); Oster Prima Latte , nos hicieron este glosario del café, donde no solo puedes conocer un poco más de estos cafés gourmet, sino que incluso aprenderás a prepararlos, para cuando tengas invitados especiales.

  1. Café vienés: en este caso al café expreso se le añade leche caliente con crema y es adornado con chocolate rallado, de preferencia amargo, para dar un toque fuerte de sabor y disfrutar más su aroma.
  2. Café irlandés o Irish coffee: lo ideal para este caso es servirlo en una copa de cristal en la que se observe la intensidad del color y la espesura de la nata. Se añade whisky irlandés, azúcar y café expreso para después, calentarlo hasta dos centímetros por debajo del borde, removerlo por completo y agregar lentamente nata fría poco batida para quedar flotando y sin mover nuevamente.
  3. Café escocés: al igual que el café irlandés, lleva whisky azúcar y café servidos de la misma forma, pero al final, en lugar de la nata se coloca helado de vainilla.
  4. Café gaélico: es similar al café irlandés, pero en este caso, se debe agregar whisky escocés previamente calentado y después café caliente, azúcar y nata montada a la cual, se puede espolvorear chocolate rallado.
  5. Café arábigo o turco: es una de las formas más antiguas de preparar café, muy popular en Oriente Medio y el norte de África. Una de las maneras más comunes de prepararlo es, luego de moler el grano y dejarlo prácticamente hecho polvo, se hierve en agua adquiriendo consistencia harinosa, conservando su espesura y servido en porciones pequeñas. El otro modo, es introduciendo el polvo en una cafetera a la que se le añade agua y se pone al fuego hasta que hierva, para luego retirarlo, repetir varias veces y añadir un poco de agua fría al servirlo.

 

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *