Desde que me casé, una de las cosas que me prometí a mi misma que quería hacer era empezar una colección de arte, y gracias a Dios, mi esposo tenía el mismo sueño, así que nisiquiera se tuvo que discutir el tema.

Dicho esto, siento que algunas personas se imaginan que cuando digo ¨voy a empezar una colección de arte¨ me refiero a cuadros carísimos, esculturas enormes y piezas impagables, pero la realidad no podría ser más diferente. En realidad cualqueira puede empezar a armar una colección de arte, porque las hay de todos los presupuestos, formas, tamaños y colores, la cosa es conseguir piezas que valgan la pena no solo comprar, sino exponer y admirar.

En realidad una colección de arte puede ser incluso una colección de piezas hechas por artesanos, o litografías o lo que tú quieras, el chiste está en escoger con miras a futuro, y en anticiparnos lo que está por venir, para (con mucha suerte) ser uno de esos visionarios que consigue piezas espectaculares a precio bajo. Así que ahora te voy a dar algunos tips, para que puedas empezar tu colección de arte, sin importar el presupuesto que tengas.

  • Lo que hace que una pieza valga, además de la trayectoria del artista, es el número de edición, por lo tanto, mientras se hayan producido menos piezas de esa misma edición, más cotizada será la pieza, sobretodo cuando ya se hayan vendido todas las ediciones, y de piezas únicas ni hablar, siempre serán un lujo. Es decir, si compras una fotografía que resulta ser 5/150 (5 de 150) significa que tu pieza es la número 5, pero que se hicieron 150 de esa misma. Pero si compras una que es 6/10 (6 de 10) entonces tu pieza a la larga se cotizará mucho más.
  • Investiga al autor antes de comprar una obra. La mayoría de la gente que no sabe mucho de arte, suele comprar un cuadro porque lo ve bonito, y se lo imagina en su sala. pero cuando se trata de una obra que no solo es para adornar tu sala, sino para formar parte de una colección de arte, hay que investigar un poco. Orígenes, obras, trayectoria, presentaciones, en fin, investiga todo lo que puedas sobre el artista. Por ejemplo si ha tenido exposiciones en el MET (por decir algo) claramente es una gran idea comprar una obra suya.
  • Si el artista sigue vivo, no vendas tu obra. El mundo del arte tiene este lado triste, las obras valen más una vez que el artista ha muerto, y esto es simplemente porque al morir, ya no puede producir más obras, por lo que las que existen suben de precio considerablemente.
  • Trata de comprar obras de artistas vivos, por la misma razón del punto de arriba, mientras estén vivos todavía no han subido tanto de precio, así que es el mejor momento para comprar.
  • Mi galería favorita es Let There be Art, en Polanco, pero la realidad es que todavía no tengo el presupuesto para comprar esas obras, así que una buena opción es Yellow Corner. Yo conocí esta galería (Yellow) en las calle de Hong kong, y me enamoré de todo lo que tienen (solo fotografía) y cuand llegué a México me la tope en el Centro Comercial Santa Fe (la misma galería) así que ya se imaginarán mi emoción. Tienen fotografías increíbles de muy buenos artistas, a precios MUY accesibles (una foto chica cuesta alrededor de MXN2, 500 ya con marco) el truco es que son ediciones grandes, de entre 150 y 250 piezas, pero tienen a grandes artistas, así que es una gran idea si te gusta la fotografía.
  • No le tengas miedo a las subastas. Yo era de las personas que le tenía terror a una subasta, hasta que empecé a ir a las de Morton Subastas aquí en la CDMX, y resulta que muy contrario a lo que cree la mayoría, muchas veces es más barato comprar arte en una subasta que en un tienda, porque al haber tantas obras subastadas al mismo tiempo, puede ser que la que te gustó a ti, no le guste a nadie más y te la termines llevando en el precio de salida o incluso a un precio menor.
  • Busca en internet. Ahora resulta que lo que está de moda son las galerías de arte por internet, y de verdad se me hace una gran idea. Puedes conseguir buenas piezas a precios más baratos que lo regular, y lo mejor del caso es que te las mandan a tu casa, hay miles, la cosa es buscar y encontrar la indicada de acuerdo a tus gustos.
  • Por último te aconsejo que durante tus viajes por México, te des una vuelta por talleres de pintores locales, porque el arte mexicano es muy vasto, tenemos a muchos talentosos artistas, pero por desgracia muchos de ellos siguen en el anonimato. Realmente te recomiendo que hagas esto, nunca sabes cuándo encontrarás al nuevo Rivera, Siqueiros o Tamayo.

Mi último comentario sobre este es que el arte; como la belleza, está en los ojos de quien lo mira, porque lo que para uno es precioso quizá para otro no, y ninguno de los dos está en lo incorrecto, no hay arte bueno o mal, solo hay arte para todos. Y lo más importante es que si vas a comprar una obra, no la compres solo por decorar un espacio, porque si haces esto, al final acabarás hartándote de esa obra. Cuando se compra una obra es porque ésta, te transmite algo, un sentimiento, un recuerdo, una situación, sientes algo que te mueve cuando ves esa obra, si no te pasa esto, y no te sientes identificad@, entonces lo mejor es no comprarla, y esperar a que llegue ¨esa¨ obra. Justamente esta es la razón por la que la gente paga millones de dólares por un cuadro (algunos solo por lucidos pero la mayoría por) porque éste les hace sentir algo único y especial, y para ellos ese cuadro vale cada uno de esos millones, para el que el cuadro no le transmite nada, entonces no vale nada.

mariana@magentamm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *