Al parecer vivimos en la época de los detox, y así como los hay de frutas, verduras y todo tipo de cosas, mientras más complicado y exótico es el detox, más de moda está, y por ende más gente lo querrá. Y aunque no estoy en contra de los detox, (la verdad jamás he hecho ni haré uno), pero creo que nos olvidamos de la manera más simple, sencilla y efectiva de hacer un verdadero detox, y esto es con agua.

Evidentemente todos tomas una importante cantidad de agua al día, y sea por gusto o por necesidad, el agua es parte fundamental de nuestra dieta diaria. Pero claro que nunca tomamos solo agua, entre el café, refrescos alcohol, y todo tipo de bebidas dietéticas, rara vez pasamos siquiera un día entero tomando solo agua en sus diferentes modalidades: natural, minera, té o infusiones.

Beneficios: 

  • Suprime el apetito, a través de hacerle creer a tu cerebro que estás lleno. Por lo que comerás menos. Se aconseja tomar un vaso de agua justo antes de comer, para no comer en exceso.
  • Evita que te sientas excesivamente cansado
  • Ayuda a eliminar toxinas y todo tipo de sustancias nocivas para tu organismo
  • Mejora la piel, la mantiene hidratada y saludable
  • Ayuda a que el sistema digestivo funcione a la perfección, previniendo el estreñimiento
  • Reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer
  • Mejora la absorción de nutrientes
  • Mejora el funcionamiento del cerebro

Como puedes ver, obtendrás mil y un beneficios con tan solo beber agua, pero si quieres potenciar estos beneficios al máximo, lo que te recomiendo hacer es un ¨detox¨  de agua, o más bien que durante un tiempo; puede ser desde una semana hasta el tiempo que quieras, solo bebas agua o té, nada más. Y aunque existen mil y un detox maravillosos llenos de beneficios, siempre lo más esencial y natural resulta lo mejor para nuestro cuerpo, así que inténtalo, que yo ya lo estoy haciendo.

 

 

mariana@magentamm.com